NUTRICIÓN,  NUTRICIÓN CLÍNICA

La dieta para prevenir y tratar la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a los huesos. Se caracteriza por provocar una disminución de la densidad mineral del hueso, además de un deterioro del tejido óseo. Todo ello produce una fragilidad del hueso y un aumento del riesgo de sufrir una fractura.

En España el mayor número de casos de osteoporosis se dan en personas mayores de 50 años. Desarrollar o no osteoporosis depende de la masa ósea acumulada hasta los 30-35 años, especialmente aquella desarrollada en la infancia y adolescencia.

Esto nos hace ver que la prevención es la mejor arma contra esta enfermedad, ya que a partir de los 45 años empezarnos a perder masa ósea.

Además, es una enfermedad silenciosa que no se manifiesta hasta que se produce una fractura de un hueso.

Factores de riesgo para sufrir osteoporosis

Hay factores de riesgo modificables y otros no modificables:

  • No modificables: sexo (las mujeres son más propensas), menopausia, edad avanzada, antecedentes familiares, raza blanca y pequeña estructura ósea.
  • Modificables: sedentarismo, ingesta insuficiente de calcio especialmente en la infancia y adolescencia, déficit de vitamina D, déficit en la ingesta de nutrientes como vitamina A o C, ingesta inadecuada de proteína, bajo peso corporal, ingesta excesiva de cafeína, de alcohol y de tabaco.

Como mejorar la salud ósea con hábitos alimenticios

La alimentación puede influir en los factores de riesgo modificables y ayudarnos a prevenir la osteoporosis. En aquellos pacientes que ya la padecen la alimentación también puede serles de ayuda.

Las claves de una dieta para prevenir o tratar la osteoporosis

  • Realiza actividad física diaria y sigue una dieta saludable con nutrientes suficientes.
  • Aumenta el consumo de calcio. Se recomienda ingerir alimentos ricos en calcio como los lácteos a través del yogur, la leche o los quesos. También podemos encontrar calcio en alimentos de origen vegetal como los berros, la col rizada o el higo seco.
  • Consume vitamina D, además de ayudar a nuestros huesos, favorece el tono y contracción muscular. Se encuentra en la yema de los huevos, la carne, pescados grasos como salmón o caballa y en los lácteos enteros o semidesnatados.
  • Ingesta adecuada de proteínas. Tomar un exceso de proteínas favorece la descalcificación ósea.
  • Deja el tabaco porque disminuye la absorción de calcio. Al dejar de fumar se produce una pequeña recuperación de la masa ósea de la cadera.
  • Elimina el alcohol
  • Modera el consumo de cafeína. No se recomienda consumir más de 4 tazas al día. Leer más en: https://www.hospitallapaloma.com/dieta-prevenir-tratar-osteoporosis/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.